sábado, 7 de junio de 2008

Cosas que yo desconozco, y que tampoco me interesan

Hoy me senté a escribir “algo”. Disculpen la soberbia pero no resultó como esperaba. Soy muy escrupuloso, a veces, así que he arrancado de mi cuaderno viejo y amarillo de cuentos un pequeño relato de dos hombres (Irvin y Segundo). Dos hombres del pasado- muy especiales y muy comunes a la vez- y sus vicisitudes en lo que ellos llaman “el negocio”, son el recurso acabado y tosco de estas hojas que tengo en mano:

Hace muchos años, allá por los tiempos en que Confucio fumaba opio, Irvin y Segundo pasaban horas interminables tocando la guitarra al frente de la bodega de la mamá de Irvin. Este instrumento musical les valía de excusa para estar juntos hablando de “el negocio”, que era así como ellos llamaban a la carrera presurosa e inagotable por conquistar primero a una hija de Eva. Obviamente Segundo no quería sugerir con su nombre su desempeño en estos gajes, así que siempre estuvo muy por delante de Irvin tratando de conquistar a cuánta bella cosa conocía. Martha conocía a Segundo desde hace dos años, la forma cómo se conocieron la verdad, la desconozco, aunque hablan en las calles, que Segundo contó una única vez la forma cómo conoció a Martha. Dicen que Segundo, contó, que él frecuentaba la juguería del Sr. Gabrieles, papá de Martha, donde ella ayudaba a atender en las mañanas, era tan habitual su presencia en la juguería del Sr. Gabrieles que el mismo Sr. Gabrieles comenzó a sospechar de que la presencia cotidiana y religiosa de Segundo, no era, necesariamente, por sus jugos. El caso es que un día cuando el Sr. Gabrieles salió a ver unos pedidos, Segundo se acercó al mostrador y le preguntó, timorato y ligero, a Martha -¿Cómo se prepara un surtido?-. A Martha le pareció tan graciosa la pregunta como la forma en que lo hizo, así que comenzaron a hablar sin límites hasta que llegó el Sr. Gabrieles y Segundo tuvo que pagar la cuenta y retirarse, pero todo esto no tiene nada de importancia sin Irvin quién una vez regresando de la escuela encontró a Segundo parado como una estatuilla en la puerta de Martha, Irvin quiso confirmar los rumores que iban y venían, sin permiso, por la calle, así que le preguntó a Segundo qué hacía, y éste no pudo hacer otra cosa que decirle la verdad, es decir, decirle que estaba esperando a Martha para conversar. No terminaba la argumentación cuando el crujido de la puerta de madera anunció la salida de la bella Martha. Segundo presentó Martha a Irvin. Entre los tres, primero tímidamente pero luego laxamente, se entrelazó una amena plática. A Segundo le fastidiaba el hecho de que Irvin le resultara tan ameno y familiar a Martha, así que en su afán de desprestigiar a Irvin, ayudó a que Irvin sumara algunos puntos importantes con Martha.

Llegó el cumpleaños de Roxana, una de las primeras fiestas de verano, y tanto Segundo como Irvin asistirían. Irvin se presentó temprano, lucía encantador, tenía el cabello para atrás y una camisa que dejaba notar su definida clavícula y su macizo pecho juvenil. Disculpen ustedes, pero en el otro extremo estaba Segundo quién había tenido la grandiosa idea de llevar unos anteojos oscuros, un pantalón sobradamente holgado y un tanto de acné en la frente. Quizá sí, quizá no; no se sabe si Segundo se enteró, pero Irvin, aparte de bailar durante largas horas con Martha, la sacó, no a bailar, sino al patio de la casa de Roxana y el resto es fábula o verdad, pero muchos dicen que Martha e Irvin se entendieron desde el primer momento que se vieron. Yo no sé. ¿Quién sabe, en realidad, las cosas de los otros? yo por ejemplo soy un mitómano, pero quién me cree.

Una tarde, en casa de Segundo, se encontraba él e Irvin jugando play station. El partido estaba muy tranquilo, parco en carajos, mierdas y mares para ser una final de un mundial: Francia vs Brasil. Irvin no narraba la secuencia del partido como de costumbre y Segundo no hallaba la forma de ingresar al área chica con Zidane, driblear a los defensas, llevarse al arquero y gritarle en la estólida cara de Irvin, quién como decía tenía un concho de estupidez debajo de su pedestre cabellera castaño oscuro. El empate no se hizo esperar, como tampoco el rompimiento del cristal del silencio –Segundo, ¿recuerdas que te hable de Edith?- preguntó con pesadumbre Irvin –Resulta que he tenido unos malentendidos con ella y necesito que me hagas un favor- explicó Irvin, con la mirada a un costado. Irvin tenía una carta bajo la manga, la cual entregó con parsimonia a Segundo, quién prometió entregársela ya que Edith era compañera suya. Hasta ese día Edith había representado, para Segundo, un minuto más a la hora de pasar la lista de asistencia en horas de clases, sin embargo tenía que acercarse a ella, hablarle y entregar la susodicha carta. Edith tenía una mirada adormecedora y un asonrojamiento que volvía loco e idiota a cualquiera, como el mismo Segundo decía. La primera vez, Segundo fue inmune a los encantos de Edith, ya que se trataba de la mujer de quién estaba enamorado Irvin y que tanto era el efecto en él que había dejado de ser el mismo, el play station era unos puntos medianamente coloridos que se movían de un lado para otro mientras un imbécil a su costado gritaba “¡¡Goool, golazo, huevón!!” cada minuto. Irvin estaba enamorado, quizá, pero en ningún momento Segundo pensó en quedar “primero” con Edith, en “los negocios” de los amigos uno no podía ingresar.

La segunda carta que Segundo le dio a Edith estuvo acompañado de una conversación privada algo extensa a la hora del recreo; además pronto las cartas y las conversaciones se volvieron más seguidas. Cuando Irvin preguntaba cuál era la respuesta, cuál era la reacción, Segundo no tenía nada en manos y menos en su mente. Segundo un día se armó de valor y confesó, a su entrañable amigo, lo que siempre debió confesar, acompañado de un quechua protocolar y poético –Wayq’ey, mana kuyana!(*), Edith no quiere saber nada de ti, que te olvides de ella-. Segundo fue sincero en “lo que dijo” Edith, sin embargo omitió “lo que hizo” con Edith, cosas que yo desconozco y que tampoco me interesan.

(*) Hermano mío, indigno de amor.

Etiquetas: , , ,

18 comentarios:

A las 7 de junio de 2008, 22:21 , Blogger Sarita ha dicho...

=)

 
A las 8 de junio de 2008, 7:22 , Anonymous AnGeLiTA ha dicho...

ahi termina bu, yo qeria saber más jajaja y claro màs acerca del "negocio", esas historias de conquistas, noce si tus personajes son adolescentes o jovenes pero creo q en ambos casos los chikos se llegan a comportar como niños cuando se trata de conquistar a sus victimas :)
chvr tu cuento amiito

 
A las 9 de junio de 2008, 9:24 , Blogger MAR ha dicho...

Para seguirte la "vola"
a mi tampoco me interesará nada.
Solo dejarte cariños.
mar

 
A las 10 de junio de 2008, 7:18 , Anonymous Don Fermin ha dicho...

Bueno amigo si te quiero hacer una critica eso va por el lado de las exageraciones, despues creo que salio buena y divertida, cuando eramos mocosos eramos asi de idiotas, las mujeres eran vistas como unos negocios y nosotros como simples comerciantes, aunque no tengo muchos conocimientos de marketing me parece que el cliente siempre tiene la razon

 
A las 12 de junio de 2008, 14:46 , Blogger Gitana ha dicho...

ha ha ha ha ha ha ha!!!! sabes, si hay muchas cosas que a mi me importan, pero el titulo, el titulo, el titulo como me hizo reir...

ahora voy a leerte... (es que no he leido todavía)

 
A las 12 de junio de 2008, 20:10 , Blogger XTIAN ha dicho...

Hola hermano!! bueno.. mi opinion te la doy personalmente.

 
A las 13 de junio de 2008, 7:45 , Blogger Wilmer Avila ha dicho...

Este es un cuento de adolescentes, primeramente. En él vemos se engrana la idea de dos muchachos muy torpes, que juegan a conquistar en "el negocio" y terminan conquistados. Son dos personajes que se complementan, y que valen un cuento más extenso; un extracto es lo que han leído:

Sarita: Did you forget to write?

Angelita: Son un par de idiotas (Irvin y Segundo) en el buen sentido de la palabra.

Mar: Cariños recibidos, espero leas el cuento.

Don Fermin: siempre he dicho que todo lo que escribo es exageración y eufemismo.

Gitana: Voy a comenzar a publicar solo títulos Jajaa. Espero lo leas pronto, ya revise tu blog.

Xtian: Ok.


Saludos, sigan comentando.
(el administrador)

 
A las 13 de junio de 2008, 9:47 , Blogger Gitana ha dicho...

eY!!! MEN! HA HA HA HA HA!!!! SI LO LEÍ!! HA HA HA HA!!!

 
A las 13 de junio de 2008, 9:53 , Blogger Gitana ha dicho...

YA TE ENLAZE A MI PAGINA... PERO LO QUE NO SUPE, FUE SI PONER TU NOMBRE O EL NOMBRE DE TU BLOG (un poco largo) ME DECIDÍ POR EL DE TU BLOG, SI QUIERES UN CAMBIO, HAZMELO SABER SI???

 
A las 13 de junio de 2008, 9:54 , Blogger Gitana ha dicho...

YA PASARÉ A LEER TUS PROXIMOS TITULOS HA HA HA HA HA HA!!!!! (no; es broma)

BESOS Y SALUDOS...

 
A las 13 de junio de 2008, 10:05 , Blogger Wilmer Avila ha dicho...



Gitana: Okey, gracias por la lectura Gitana, el siguiente título sera mas gugestivo jeje. Son dos blog los que aparecen en tu perfil, ¿Cual de los dos lo agregaste? ¿Cual de los dos debo revisar?

 
A las 20 de junio de 2008, 17:40 , Blogger carmendelly ha dicho...

hay cosas que mejor es no saber... besote!

 
A las 20 de junio de 2008, 22:09 , Blogger Chio ha dicho...

bueno, al final le dijo algo no?... a veces no es del todo bueno decir toda la verdad... beso

 
A las 21 de junio de 2008, 9:42 , Blogger Nobel prize blogger ha dicho...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs (Argentina, España, Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador) entra a nuestra web y elige tu país.
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.

Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

 
A las 23 de junio de 2008, 10:24 , Blogger LoboEstepario ha dicho...

Buena historia.. cuantas de esas hemos tenido de adolescentes, hemos competido sin decir nada a nuestros amigos, para no perder su amistad, cierto. Falta el capitulo 2 y 3, espero! Me gusto el uso del quechua, le dio un toque interesante a tu 'final.' Abrazos,

 
A las 24 de junio de 2008, 13:49 , Blogger El Rincón del Relax ha dicho...

jajaa hola de paseo por tu interesante blog, ami si me ha interesado leerte asi te conozco un poco más aunque solo sea através de tus palabra.. recibe un afectuoso saludo desde mi rincón!

 
A las 7 de agosto de 2008, 16:13 , Blogger Acitsonga ha dicho...

Bien puñaleros esos "amigos" ¿no?

 
A las 8 de agosto de 2008, 8:05 , Blogger Wilmer Avila ha dicho...

Acitsonga, gracias por la visita de esta entrada. Los amigos compiten en algún momento, es parte del crecimiento.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal